Comentarios

  1. Estamos en la semana más importante de la vida de todo cristiano, la Semana Santa. Hoy celebramos el acontecimiento principal de nuestra Fe: El Señor Jesús asumió el camino de dolor y sufrimiento, en solidaridad con todos los hombres, abrazó generosamente la Cruz, signo de la mayor humillación y no dudó en asumirla para ofrecernos la libertad y la salvación de la fuerza del Pecado. Hoy miremos a Cristo en la Cruz. Contemplemos a Jesús. Hagamos silencio para que podamos escucharlo, para que sus palabras reconciliadoras entren en nuestro corazón. Meditemos en el significado de la Cruz para nuestra vida y la importancia que le damos. Jesús tomó el camino de la Cruz, por el gran amor que tiene por el hombre, Él quiso tomar sobre sus hombros el gran peso que tiene nuestro pecado, porque al asumir el sufrimiento se hacia solidario con el dolor que experimenta la humanidad. La lógica de su pedagogía es la humildad. ¡Qué gran muestra de misericordia de Dios Padre de regalarnos a su Hijo para que tengamos vida!, ¡qué amor más grande el de Jesús al ofrecer su vida por cada uno de nosotros! Dejemos de quejarnos y de pensar que nuestra cruz es mas grande y pesada que la que cargo Jesús por nuestra salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *